Otter Browser

Otter Browser Beta 0.9.05.58

Navegación al viejo estilo: rápida, privada y ligera

Otter Browser es un navegador gratuito que rescata la esencia del antiguo Opera y aspira a mejorar los aspectos más decepcionantes de los navegadores actuales. Si la complejidad de Chrome o del nuevo Opera te ha hartado, Otter bien merece tu voto de confianza.
Ver descripción completa

PROS

  • Ligero, esencial, rápido
  • Bloqueador de publicidad
  • Recuerda el viejo Opera
  • Protege tu privacidad

CONTRAS

  • Todavía incompleto
  • Rendimiento estándar

Bueno
7

Otter Browser es un navegador gratuito que rescata la esencia del antiguo Opera y aspira a mejorar los aspectos más decepcionantes de los navegadores actuales. Si la complejidad de Chrome o del nuevo Opera te ha hartado, Otter bien merece tu voto de confianza.

El navegador en su forma más pura

Otter Browser es un navegador web moderno. Carga las páginas con el motor QtWebKit, el mismo usado por Safari, por lo que es compatible con todos los estándares web, como HTML5, CSS3 y JavaScript. Con Otter, pues, puedes abrir todos tus sitios web favoritos sin ningún problema.

Las funcionalidades de Otter son de momento escasas. Además de la navegación básica y privada, permite búsquedas desde la barra de direcciones, cuenta con pestañas que se pueden bloquear y dispone de un potente bloqueador de publicidad y pop-ups compatible con AdBlock Plus.

El buscador por defecto de Otter Browser es DuckDuckGo, una alternativa a Google que protege la privacidad de quien busca. Al no conectar con ninguna cuenta, Otter es un navegador ideal para quienes desean alejarse de las grandes nubes de la red, ya sean de Microsoft, Google o Apple.

Rústico y fiable como un coche de los ochenta

Otter es como el Seat Panda de los navegadores: un programa ligero, fiable y sin fruslerías. Concede muy poco -por no decir nada- a la estética moderna, y sus menús parecen sacados de una aplicación de 1997, pero ahí radica también su encanto: no hay comportamientos imprevisibles ni tampoco decisiones tomadas por ti.

Usar Otter, en suma, es como volver a los tiempos del primer Opera, con una generosa barra de estado inferior y pestañas rudimentarias. El verdadero lado negativo de Otter es el consumo de memoria, similar al de otros navegadores debido al uso de tecnologías recientes. Pero eso ocurre con casi todos.

Una sana vuelta a los orígenes

En una época caracterizada por navegadores que aspiran a ser pequeños sistemas operativos, la sencillez de Otter resulta refrescante. Si no te importa renunciar a las comodidades y artificios de Chrome o de la nueva versión de Opera, la frugalidad del pequeño Otter te cautivará.

Otter Browser

Descargar

Otter Browser Beta 0.9.05.58